Si bien las repercusiones emocionales de la guerra no son fáciles de medir, el antes, durante y después de las imágenes de los soldados que han entrado en combate nos cuentan una historia muy inquietante. Hay algo fascinante sobre estas fotografías, nos deja pensando sobre los efectos que tiene en las personas experimentar tanta violencia

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *